Personas que respaldan nuestro trabajo de manera activa, sensibilizados con las realidades de los países empobrecidos que participan con nosotros con entusiasmo planteando alternativas con las que luchar contra la pobreza y las injusticias. Contamos con un Voluntariado local y un Voluntariado Internacional y con itinerarios paralelos.

En Solidaridad Don Bosco estamos convencidos de que gracias al esfuerzo y al compromiso de los voluntarios y voluntarias somos capaces de alcanzar los retos que día a día nos proponemos. Los voluntarios y voluntarias que participan con nosotros han decidido por propia elección dedicar una parte de su tiempo a la acción solidaria, altruista, sin recibir remuneración por ello porque cree en la gratuidad como valor transformador de la sociedad frente al de rentabilidad que impera en nuestros días.

Nuestro voluntariado cree firmemente en la educación como motor de cambio hacia otro mundo. Una educación que queremos que sea creativa, participativa y motivadora y sobre todo siendo crítico contra las situaciones de injusticia que favorecen la pobreza y con la esperanza de cambio y transformación de una realidad que impide disfrutar a todo el mundo del derecho a una vida digna.

¿Cómo trabajamos?

Apostamos por la formación continua de nuestro voluntariado. Mujeres y hombres que trabajan junto a nosotros de manera activa, sensibilizados con las realidades de los países empobrecidos, que participan con entusiasmo planteando alternativas con las que luchar contra la pobreza y las injusticias.

Mencionar al grupo de voluntarios, es hablar de un pilar importante en Solidaridad Don Bosco. Nuestro voluntariado cree firmemente en la educación como motor de cambio hacia otro mundo. Una educación que queremos que sea creativa, participativa y motivadora y sobre todo siendo crítico contra las situaciones de injusticia que favorecen la pobreza y con la esperanza de cambio y transformación de una realidad que impide disfrutar a todo el mundo del derecho a una vida digna.

El voluntariado de Solidaridad Don Bosco está planteado en dos vertientes: Voluntariado Local y Voluntariado Internacional.

No son voluntariados independientes ya que algunos de los voluntarios que trabajan con nosotros localmente son aquellos que están implicados paralelamente en un proceso de reflexión más específico de voluntariado internacional en algunos de los proyectos que Solidaridad Don Bosco tiene en los países del Sur.

Voluntariado Local

El Voluntariado Local es un voluntariado preocupado por las situaciones de desigualdad que afectan a los países más pobres y que trabaja con nosotros en las sedes y en los centros donde llevamos nuestras acciones educativas. Entre sus muchas responsabilidades se encuentran:

  • Elaboración de talleres educativos y materiales sobre las campañas que se llevan a cabo.
  • Llevar el control de préstamos de los materiales que tiene la sede y buscar recursos para la misma.
  • Clasificar adecuadamente y crear un archivo de datos de todos aquellos materiales que están disponibles en Solidaridad Don Bosco.
  • Elaborar y actualizar los tablones informativos con noticias, convocatorias, formación, artículos…en torno a un tema central en relación con las campañas que se estén desarrollando.
  • Elaboración de unidades didácticas en torno a los temas de campaña activas.
  • Colaborar en el proceso de realización de la revista trimestral de Solidaridad Don Bosco, seguimiento y maquetación.
  • Búsqueda de recursos educativos y dinámicas.
  • Conocer el tejido asociativo de ONG.
  • Apoyo en la elaboración de la difusión de los distintos proyectos que se llevan a cabo.
  • Llevar a cabo en los centros educativos los talleres que previamente se han elaborado y realizar una posterior evaluación de los mismos.
  • Participar en exposiciones, jornadas, stands informativos sobre la identidad de la ONG en las que participa Solidaridad Don Bosco.

Voluntariado Internacional

Cuando hablamos del Voluntariado Internacional hablamos de un voluntario que con una sensibilidad especial hacia el sur y que tras un período de trabajo en la organización se plantea una actuación más directa en los países más desfavorecidos. Para ello, comienza una formación de dos años y es entonces cuando se planifica con las contrapartes un proyecto donde -según las características del voluntario- se puedan insertar. Actualmente SDB, tiene planteadas las experiencias de voluntariado internacional de corto plazo como puente a una experiencia más alargada en el tiempo.

Los voluntarios internacionales de SDB, comenzaron su formación de dos años en el mes de Enero. Un grupo de 12 personas se reúnen mensualmente para ir trabajando las motivaciones, formarse adecuadamente sobre la realidad de las desigualdades norte-sur, el desarrollo y conocer más de cerca la realidad de los países del Sur y más concretamente los proyectos donde está presente SDB y donde pueden insertarse los voluntarios.