Solidaridad Don Bosco cuenta con un respaldo social amplio. Son personas que día tras día participan con nosotros como voluntarios, colaboradores, socios y simpatizantes.

Solidaridad Don Bosco cuenta con un respaldo social amplio. Son personas que día tras día participan con nosotros como voluntarios, colaboradores, socios y simpatizantes. Personas comprometidas con la misión de Solidaridad Don Bosco e indispensables para que nuestros compromisos por el cambio hacia otro mundo sean de verdad reales.

Cada año sumamos el esfuerzo de nuevos socios y colaboradores que apoyan nuestro trabajo. Un esfuerzo que nos sirve de estimulo para responder con responsabilidad a las necesidades que se nos plantean en la construcción de un mundo mejor.

De toda esta base social hay un importante número de personas que componen la Asamblea de Socios/as que aprueban el plan de trabajo y el balance de gestión, y que designa a la Junta Directiva.

La Junta Directiva orienta las líneas generales de trabajo, las prioridades estratégicas, vela por la coherencia y reflexiona sobre el marco general en el que se encuentra Solidaridad Don Bosco, su misión y valores.

El funcionamiento cotidiano de Solidaridad Don Bosco se organiza desde cuatro áreas de trabajo, que dependen directamente de la Junta Directiva y de la Secretaría Técnica de la Organización y que configura un equipo sólido y comprometido: Cooperación Internacional, Educación para el Desarrollo y Comunicación, Voluntariado y Recursos.